CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

martes, 29 de diciembre de 2009

Una sola respuesta ...


Después de ver, en el gráfico adjunto, una estadística de la mayoría de las confesiones religiosas existentes en nuestro mundo y de los practicantes de cada una incluidos los agnósticos y ateos, pienso que, dentro de ese gráfico están comprendidos casi todos los habitantes (humanos, por expresarlo de alguna forma) de nuestro planeta.

A mí, contemplando el mundo, me surge una pregunta rápida: ¿De qué sirven las religiones?

Todas y cada una de ellas, al margen de las deidades a las que adoren, predican el amor al prójimo como base de sustentación de las mismas…

¿La práctica real de estas religiones, al margen de la existencia de los dioses que todas ellas defienden como el auténtico, no haría de este mundo un mundo en paz, justo, solidario, equitativo?

¿Es así nuestro mundo?

Vuelvo a hacerme la misma pregunta y sólo encuentro una respuesta

Una sola respuesta…

5 comentarios:

aminuscula dijo...

Pues, querida Luz, sirven para justificar todo lo contrario. Supongo que será también tu respuesta.

Muchos besos, amiga

Rey en Jaque dijo...

No se la respuesta...como tampoco se tantas cosas.Solo espero,algun dia,encontrar el POR QUE de todo esto.Me ENCANTO todo ese ABURRIMIENTO ADOLECENTEMENTE SINCERO !!!besos y DULCE 2010.

Una mirada... dijo...

Las religiones -todas- anteponen deidades a seres humanos y organizan sus reglas partiendo de la desigualdad -pastores y rebaños de borregos...-.

Compartimos, pues, la misma respuesta.

Por otra parte, ¿quién diseña ese gráfico de practicantes o no de una determinada religión...? ¿las propias confesiones religiosas...?

Un abrazo (el primero, pero no el último, de este recién llegado 2010) entrañable.

Salomé dijo...

Yo creo en Dios, y que su espíritu vive en nosotros como en Jesús, el cual se ha comunicado desde siempre al hombre, independientemente de su religión, y si el hombre fuera consecuente con su conciencia hecha a imagen de Dios, nada importaría la religión. La "religión" no es Dios; se han hecho "fines" los "medios". Yo animo a que la gente piense por sí misma, dedique un tiempo real al cultivo del espíritu, se libere de estar en posesión de la verdad y después su elección, para el día a día será mucho más pacífica, y comprensiva. El libro que a mí me abrió los ojos, fue la Biblia; en el evangelio no vemos a Jesús intentando organizar rituales ni actos ceremoniosos en reconocimiento de su Dios, sólo trataba de liberar al hombre justamente de quienes ejercían esas prácticas y cargaban culpabilidades sobre las conciencias de los demás, por lo que se deduce que el amor en cualquiera de sus manifestaciones es lo único válido para estar en la linea acertada.

luz dijo...

Bienvenida, Salomé:

Yo creo, como te decía, en una energía trascendente, creo ser una parte del Todo que vibra en cada animal, vegetal, mimeral, en cualquier manifestación viva de de nuestro universo.

Pienso que como partes, cada cual en mayor o menor medida, tenemos una responsabilidad sobre el total de la existencia, pero hay matices.

Por supuesto, respeto y admiro la figura de Jesus, la de Vicente Ferrer, la de Teresa de Calcuta, Krishnamurti o la de cualquier otro ser que haya pasado por este mundo con el amor como bandera.

No, no creo en ninguna religión o para ser más exacta, ni las apoyo ni participo porque la mayoría defienden más la forma que el fondo, persiguen intereses que nada tienen que ver con el SER, manipulan conciencias, compiten para ostentar la verdad suprema, y esa verdad es tan amplia como seres hay en este mundo; todo desde mi punto de vista, claro...

He leido la Biblia, el Corán, el Baghavat... En todos estos libros hay verdad, símbolos; en ocasiones maravillosa literatura, como puede ocurrir en el nuevo testamento o el Baghavat. Ninguno de estos libros pretende hacer daño a nadie y no son malos ni buenos por sí mismos; todo depende del uso que de ellos se haga.

Gracias por tu participación

Saludos