CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

miércoles, 18 de agosto de 2010

Más allá



El entendimiento consciente es una experiencia interior imposible de definir ¿Quién puede definir un amanecer? ¿Quién percibe en su totalidad el momento preciso en el que la luz vence a la oscuridad? Sabemos que sucede, lo contemplamos con los ojos físicos en el momento en que los contornos del paisaje se dibujan, primero sutilmente y después, a medida que el astro se posiciona en el firmamento, con mayor claridad, pero antes de que amanezca en la mirada, de que nuestras pupilas reflejen la luz, es el alma quien se ilumina.

De la misma forma, cuando se comprende una experiencia desde la esencia, uno sabe que ahí está, que nunca más mirará hacia dentro con duda, pero no es capaz de explicarlo con palabras…

Seguramente cuando un científico consigue llegar a la comprensión de un fenómeno y trata de exponerlo, siempre hay un detalle, por pequeño que sea que permanece ahí vagando del alma al intelecto; las fórmulas, las teorías, incluso los ensayos de laboratorio, se acercan a la “verdad”, pero nunca llegan a definirla con exactitud plena. Es como tratar de explicar un sentimiento, una ilusión, un sueño: Faltan palabras…

Por todo esto, pienso que el ser humano ha de vivir más allá de lo que puede explicarse, que el camino interior se va construyendo paso a paso, fluyendo por el entendimiento propio, dejando que todo suceda más allá de coordenadas físicas. Creo que es la única manera de llegar…

… Más allá de las metas, en la propia voluntad de caminar que conduce a la experiencia y define la vida sin palabras.

6 comentarios:

aminuscula dijo...

Esplendoroso regreso el tuyo, Luz.

Cierto, no se pueden explicar tantas cosas vividas. Y ahí está la gracia de vivir, en descubrir esas cosas por una misma y no heredarlas ya empaquetadas por vivencias ajenas.

Un bessso

luz dijo...

Y es que, querida ami, la mente es tan limitada como el vocabulario inventado para poder hacer una exposición de lo que se siente cuando "amanece" interiormente.

Lógicamente, no hablo de dioses ni de religiones sino de experiencias íntimas que todos los seres humanos poseemos en nuestra historia personal, que engloban, precisamente, eso que llamo "vivir voluntariamente" aceptando las herramientas y con ellas, creando el camino.

Besitosss ami-ga

Una mirada... dijo...

...por eso la reflexión es silencio recreativo y mística experimental del yo.

Buen y sereno domingo, Luz.

luz dijo...

Sí, es cierto, Una mirada:: "La mística experimental del yo"...

Si me gusta tener abiertos los comentarios es por lo que aportáis tantas veces con ellos. En esa sóla frase se sintetiza todo lo que yo he expuesto en el post.

Gracias. Un beso

Anónimo dijo...

Ya lo decía Jacinto Benavente, "las palabras son criados inútiles "....
Nuestra mente- mística es insondable , pero arroja experiencia y Paz a nuestras vidas si estamos abiertos a la enseñanza que vuelca a la propia existencia.
Tuya siempre Neus.

luz dijo...

Pues estoy de acuerdo Neus, porque además, como decía, las palabras se quedan cortas para definir lo interior.

Ciertamente, es la experiencia lo que queda y nos acompaña para siempre formando parte de lo que somos.

Besitos, guapa