CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

viernes, 6 de enero de 2012

Queridos Reyes Magos...





... Aunque solo existáis para algunos, sorprendentemente, para los que no nos falta de nada, más aún para los que más tienen… Mi petición, mi ruego, es que os hagáis reales para aquellos que ni conocen vuestra existencia porque ni siquiera pueden plantearse algo tan absurdo, porque lo único en lo que piensan es en tener algo, lo que sea, para dar de comer a sus hijos, un poco de agua, no ya para asearlos, sino para calmar su sed, que, incluso creerían en el dios misericordioso, justo y todopoderoso,  con solo poder aprovechar lo que sobra de los platos de este mal llamado mundo desarrollado. Ellos no entienden de futuro, ni piensan en mañana,  sino en terminar con la tristeza que produce la impotencia de no poder cambiar esas miradas del  “horror” al que llamamos vida,  de los ojos de los suyos...
 
Por favor, Majestades, que en el 2012 dejemos de sentir vergüenza, pensando en ellos,  por formar parte del género humano, que esto que llamamos “crisis”, se traslade a aquellos que no tienen nada, para que, al menos puedan sentirse, como nosotros,  “dignamente maltratados”. Para nosotros, “los evolucionados del primer mundo”,  nada, que ya seguiremos tirando con lo que tenemos y con mucho menos.
 
Gracias anticipadas por vuestra comprensión, porque sé que si leéis mi carta con los ojos del corazón, tal como leéis las de los niños de nuestro mundo, no podréis dejar, con vuestra magia, de concederme estos deseos.

*
Atentamente,



4 comentarios:

aminuscula dijo...

No sé, Luz, si la leerán. Como bien dices, la existencia de los Reyes es directamente proporcional a la falta de necesidades.

De todos modos, que los humanos mortales seamos más generosos y solidarios. Ojalá.

Bessstias besssucones.

lectora de poesía dijo...

Querida Luz:
Hermoso es lo que tan humanamente pides a los imaginarios Reyes.
Ellos saben bien lo mucho que tú has hecho, sigues haciendo cada día, especialmente los últimos tiempos, y en todo lo que has participado para hacer que las vidas de los más vulnerables sean más felices y más dignas.
Y todos, reyes y reinas, magos y hadas, me han dicho que Tú, con tu inmensa,afectiva, serena y solidaria Luz, superas en mucho el humano listón global. Y de ello me alegro profundamente.
Sigamos creando sueños para, así, hacerlos posibles un día cualquiera.

Tengo un sueño, Martin Luther King.

“Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando.
Soñar con la libertad, soñar con la justicia, soñar con la
igualdad y ojalá!!... ya no tuviera necesidad de soñarlas.
Soñar a mis hijos, grandes, sanos, felices, volando
con sus alas ,sin olvidar nunca el nido.
Soñar con el amor con amar y ser amado
dando todo sin medirlo recibiendo todo sin pedirlo.
Soñar con la paz en el mundo, en mi país... en mi mismo,
y quién sabe cuál es más difícil de alcanzar.
Soñar que mis cabellos que ralean y se blanquean
no impidan que mi mente y mi corazón sigan jóvenes,
y se animen a la aventura, sigan niños y conserven la
capacidad de jugar.
Soñar que tendré la fuerza, la voluntad y el coraje
para ayudar a concretar mis sueños en lugar de pedir por
milagros que no merecería.
Soñar que cuando llegue al final podré decir
que viví soñando y que mi vida fue un sueño soñado
en una larga y plácida noche de la eternidad.”

Una mirada... dijo...

Vergüenza, sí. Y rabia.
Y ojalá la una y la otra, sumadas en cientos de miles de conciencias, fueran capaces de transformar esta sociedad cegada por la codicia, y la estrella de la empatía con los verdaderos desheredados convirtiera las estrías del suelo en alargado canal y la reseca tierra en campos de vida.
Siempre estamos a tiempo de unirnos a esa caravana de seres humanos que siguen creyendo en el ser humano.

Un abrazo.

Salomé dijo...

Yo diría más bien, que no traigan nada, "que se lleven" la corrupción, los poderes aniquiladores que manejan a la humanidad como marionetas. Ante tanta impotencia sólo nos queda "la magia de los reyes" ¿existirá?... es posible llegar a sentirse bien ante tanta impotencia; una vez pasada la rabia e indignación, sólo queda serenarse, amar y tener una confiada esperanza de que la Vida siempre vencerá a la muerte, porque si se busca el bien desaparecerá el mal.
Cada vez que se actúe así será posible la "magia" porque la paz irá ganando a la guerra dentro de uno/a mismo cambiando el corazón; sólo una visión diferente de la vida puede cambiar la mentalidad y eso a veces necesita lo que damos en llamar "milagro" aunque a veces se da en todo aquél/ella que sabe pararse en silencio observar y admirar la naturaleza.
Feliz año Luz y mucha paz