CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

miércoles, 17 de diciembre de 2008

El jardín del Rey (Cuento zen)


La lucha diaria por conseguir llegar a..., tener esto o aquello, dar una imagen que encaje con lo que se espera... ¿Coincide con aquello para lo que fuimos enviados a este mundo? No es cuestión de hacer o de luchar o de ponernos una meta, sino de SER y eso eclosiona si no le ponemos obstáculos mentales....

"No puedes mejorarte. Y no estoy diciendo que el mejoramiento no pueda ocurrir —recuerda—, pero tú no puedes mejorarte. Cuando dejas de intentar mejorarte, la vida te mejora. En esa relajación, en esa aceptación, la vida empieza a acariciarte, la vida empieza a fluir a través de ti. Nadie ha sido como tú y nadie será como tú; simplemente eres único, incomparable. Acéptalo, ámalo, celébralo, y esa misma aceptación comenzarás a ver que los demás son únicos, empezarás a ver su incomparable belleza. El amor sólo es posible cuando hay una profunda aceptación de uno mismo, del otro, del mundo. La aceptación crea el ambiente en el que crece el amor, el terreno en el que el amor florece.Esto es lo que he oído:

"Un rey entró en su jardín y encontró árboles, arbustos y flores marchitos y agonizantes. El roble dijo que se estaba muriendo porque no podía ser tan alto como el pino. Girándose hacia el pino, vio que flaqueaba porque no podía dar uva como la parra. Y la parra moría porque no podía florecer como la rosa. Pero vio que los pensamientos estaban tan frescos como siempre. Y cuando les preguntó, recibió esta respuesta:

«Di por supuesto que cuando me plantaste, querías mis flores. Si hubieras querido un roble, o una parra o una rosa, los habrías plantado. Por eso pensé que, como me habías puesto aquí, debía dar lo mejor de mí para ser lo que tú quieres. No puedo ser otra cosa que lo que soy, y trato de serlo al máximo de mis posibilidades».


Estás aquí porque la existencia te necesita tal como eres. ¡Si no fuera así habría puesto a otra persona en tu lugar! La existencia no te habría ayudado a estar aquí, no te habría creado. Estás haciendo algo muy esencial, algo fundamental, tal como eres.


Si Dios hubiera querido un Buda, lo habría creado, habría creado todos los que hubiera deseado. Produjo un Buda, eso fue suficiente, y se quedó satisfecho, completamente satisfecho. Desde entonces no ha creado otro Buda ni otro Cristo. En cambio, te ha creado a ti. ¡Piensa en el respeto que el universo te muestra! Te ha elegido a ti, no a Buda, ni a Cristo, ni a Krishna. Y la razón es que tú eres más necesario.


Ahora mismo encajas más. Su trabajo ya está hecho, ellos han contribuido a la existencia con su fragancia. Ahora tú tienes que contribuir con la tuya.Pero los moralistas, los puritanos, los sacerdotes siguen enseñándote, y siguen volviéndote loco. Dicen a la rosa: «Conviértete en un loto». Y dicen al loto: «¿Qué haces aquí? Tienes que ser otra cosa». Vuelven loco a todo el jardín y todas las plantas empiezan a morirse; porque nadie puede ser otra cosa que lo que es, simplemente es imposible.Eso es lo que le ha pasado a la humanidad.


Todo el mundo aparenta. Se ha perdido la autenticidad, se ha perdido la verdad, todo el mundo trata de aparentar que es otra persona. Mírate a ti mismo: pretendes ser quien no eres. Y sólo puedes ser tú mismo: no hay ningún otro camino y nunca lo ha habido; no hay ninguna posibilidad de que seas otra persona. Seguirás siendo quien eres. Puedes disfrutar de ello y florecer, o puedes negarte y te marchitarás." (del T. de Transformación Osho zen)


¿Somos lo que somos?

¿Somos lo que a nuestra mente le parece que debemos ser?

Cuestión de elección

6 comentarios:

aminuscula dijo...

Lo malo, Luz, es que está mal visto ser un@ mism@. Es un auténtico acto de valor y yo, sinceramente, a estas alturas de la vida, no me atrevería a aconsejarlo (ni a desaconsejarlo tampoco, no sé que es más difícil, suponge que según para quien una cosa o la otra).

Besitos

luz dijo...

Tienes toda la razón, ami. Por eso no recomiendo nada, lo dejo ahí, después de mostrar el cuento: a la elección de cada cual

Besitos, amiga

leoriginaldisaster dijo...

me gusta eso del principio, lo del mejoramiento.. cuando uno buska arreglarse en algo no le sale, pero en kuanto se "olvida" parece que todo te apoya para conseguir aquello que querias... Y miras atras, y te das cuenta de que hasta el mas pequeño de tus detalles es gracias a los pasos y las cosas que te han influenciado en tu camino.
Cada uno es como es, si, eso esta claro, y estoy de acuerdo con el cuento, todos deberiamos nutrir lo que realmente somos, y no aquello que deslumbra nuestros ojos, o nuestro pensamiento.... lo que no me ha gustado es que nombren a buda y a cristo... son solo nombres, y esa es una de la razones por las que los sauces quieren ser robles... Buda y Cristo eran hombres, personas. Se de sobra que cualquiera podemos ser y estar como estuvieron ellos. Lo que pasa que hoy la libertad que tiene una persona de ese tipo es nula... y es mas! se tiene que esconder casi de continuo.

Somos, asi siempre, en la eternidad del momento. El poner nombres a las cosas es limitarnos tambien.

^^un gran beso luz!
me ha encantado leerte!y valla parrafada que te he metido!espero no aburrirte. Y... que me alegra seguir conociendo gente como tu. de corazón.

Que tengas un bonito día!!!^^

luz dijo...

Al contrario, LEO, me encanta que digas todo lo que sientas al leer los post porque es lo que yo hago con los tuyos y los de otros.

Los nombres que dan de figuras históricas creo que es simplemente un apoyo para hacer incapié en que ellos cumplieron su misión, tuvieron su momento, pero tú y yo tenemos el nuestro, al margen de que otras cuestiones...; poseemos nuestro potencial que desarrollar, nuestras circunstancias con las que aprender y, con todo ello, ser nosotros mismos, más allá de lo que nos rodee, más allá de lo que se espere, cosa harto difícil en un mundo en el que priman los esterotipos, los valores materiales, etc.

Sin embargo, LEO, aquí andamos unos cuantos locos resistiéndonos a que nos manejen, en la medida de lo posible, por lo menos, diciendo lo que pensamos ¿no?

Un abrazo

Una mirada... dijo...

Somos lo que sentimos, pensamos y realizamos; la imagen que -nos guste o no- se refleja en el espejo de nuestros posos de reflexión, aunque a veces no seamos capaces -o no queramos- reconocernos.

Cordialísimos saludos.

P.S.- Que pases unos familiares y felices días.

luz dijo...

Así es, "una mirada", somos producto de lo que creemos y creamos a través de nuestros pensamientos y nuestras acciones, y añado algo que leí hace poco en algún lugar, y me encantó:"Lo que los demás piensen de ti, no es de tu incumbencia", con lo cual, lo que importa es lo que cada cual piense de si mismo...

Gracias por tus buenos deseos. Lo mejor, también para ti y los tuyos.

Saludos entrañables