CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

viernes, 23 de enero de 2009

Amanecer


Quizá no sea todo tan fácil como decir esto es blanco o negro, quiero esto o lo otro, reducir la vida a sólo dos opciones: Sí o No…

Hay matices, puntos intermedios… Pero lo que sí está claro es que hay momentos en los que se te exigen respuestas…

Respuestas…

Y solo se percibe lo externo…¡Si fuéramos transparentes…!

Nadie, más que uno mismo sabe lo que le pasa por el alma, qué es lo que te hace sentir la calma que se necesita para ser feliz y cómo el paso del tiempo y lo vivido, hace que aquello que era suficiente en aquel momento, ya no lo sea en éste…

¿Se podría calificar de evolución? Pero esta evolución no invalida lo vivido, no hay que caer en el error de renegar o arrepentirnos de lo que fuimos, y sí saber que somos producto de aquello que ya no nos sirve más que para otorgarnos el derecho al presente, a ese instante diferente que nos aborda desde la experiencia, como un amanecer, casi sin darnos cuenta hasta que percibimos el primer rayo de sol.

Vivir con la propia conciencia no es fácil, porque si anteriormente he hablado de límites, esos límites no son sólo para los demás; también existen para uno mismo, y generalmente se acompañan de renuncias, decisiones drásticas, y en muchos casos de incomprensión.

Pero, como siempre, hay que esperar para poder valorar o para comprender…

Sin juicios precipitados…

Sólo esperar a que ese primer rayo de sol nos anuncie el amanecer

2 comentarios:

aminuscula dijo...

Aunque a veces hay cosas que preferirías no haber sido, visto desde el presente. Pero tienes razón, renegar no, todo fue importante.

No sé a dónde me han llevado hoy tus palabras.

Un beso

luz dijo...

Pienso que todo tiene una causa, ami, aunque haya imágenes y situaciones que debemos dejar ahí en el pasado.

Espero que ese en "lugar" te acompañe la calma o al menos sea el camino hacia ella.

Un besito