CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

sábado, 17 de enero de 2009

El silencio, compañía y alimento




En ocasiones, al margen de seguir con la vida cotidiana, lo que incluye todas las obligaciones a las que estoy sometida o a las que atiendo “voluntariamente”, necesito parar, realizar una especie de digestión anímica, un dejar que el curso de la vida continúe sin poner trabas, y para eso es necesario el silencio.

Es una actitud que no se entiende en general, y la mayoría de los que te rodean piensan que te encuentras mal o que estás enfadada con el mundo, qué se yo… ¿Nadie necesita la compañía y el sosiego que el silencio proporciona?

Es quedarte a solas contig@ mism@, escuchar, estar atent@ a lo que llega del espacio interior; saber qué se necesita, en qué punto del camino te encuentras, más allá de la inercia que nos empuja a la inconsciencia en la que tantas veces nos vemos atrapados… Esperar a saber dibujar el próximo paso que nuestro camino necesita para ser exclusivamente nuestro…

Es nutrirse, como cualquier organismo que precisa de alimento, pero no para el físico sino para lo que mantiene la vida más allá de lo orgánico…

¿Es tan difícil de entender?

No es estar (sol@) sino SER para poder ESTAR…

5 comentarios:

aminuscula dijo...

Yo lo entiendo perfectamente, este es uno de los derechos por los que más arduamente he tenido que luchar y que, para lograrlo, más "amistades" he sacrificado.

Disfruta, amiga, de tu silencio y tu estar.

Un besazo

leoriginaldisaster dijo...

se te entiende perfectamente luz, en el fondo siempre estaremos solos... pero somos porque compartimos, y ahi esta la historia, saber lo que compartes.
El silencio calma y como dices, ayuda a pensar. Ademas siempre se dijo, quien calla otorga:).

un gran abrazo
el leerte sigue ayudando a mi vida cotidiana:)

Una mirada... dijo...

"[...]Déjame que me calle con el silencio tuyo[...]", escribía Neruda.

...y es cierto que, muchas veces, es necesaria esa "campana de aislamiento" ficticia que ayuda a mirar hacia adentro.

luz dijo...

Qué bonita esa cita de Neruda... "Una mirada"

Buena compañía el acompañar un silencio con otro...

Me alegra tenerte por aquí

Saludos

Una mirada... dijo...

...aunque a veces "desaparezca" de la virtualidad -en ocasiones, durante meses- siempre termino por regresar a los saloncitos donde la tertulia y los silencios se dan la mano.

Cordiales saludos.