CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

miércoles, 11 de marzo de 2009

Alarmas


“Si sigues haciendo lo que estás haciendo, seguirás consiguiendo lo que estás consiguiendo” (Stephen Lovey)

En ocasiones, a lo largo de la vida surge una especie de “tristeza fantasma” en nuestras camino, una insatisfacción aparentemente sin origen, como un cansancio vital que no obedece a hechos reconocibles, que nos hace preguntarnos qué es lo que está pasando ¿Por qué me pesa el alma?…

A estos estados que nos llegan-aparentemente- por sorpresa, los llamo "alarmas vitales", a las que hay que atender si no queremos terminar recorriendo “la noche oscura del alma” o para ser más exacta, con una depresión que puede evitarse.

Son los momentos en los que hay que introducir una variante en la vida, reflexionar, y sabiendo que para todo hay una causa, simplemente buscarla, y a partir de ahí dar un paso, tomar una decisión que puede o no ser agradable, pero que supone con toda seguridad el cambio que se necesita para esa sanación anímica.

Porque la vida es dinámica y no podemos acomodarnos en una actitud eternamente, ya que lo que es válido para hoy, quizá sea insuficiente para mañana porque la evolución es algo que debe estimularnos a seguir en esa búsqueda del “para qué” de lo que experimentamos.

No podemos achacar una alarma de este tipo a la buena o la mala suerte o a lo aburrida que es la vida… No, la vida no es aburrida, somos nosotros los artífices de la misma.

6 comentarios:

aminuscula dijo...

Acabo de escribir tres páginas en mi cuaderno sobre las señales que veo de un fin de etapa mío. Al leerte, como siempre, me sorprendo por la conexión, pero tus palabras de hoy parecen venir de quién sabe dónde.

Un beso bien fuerte

leoriginaldisaster dijo...

el aburriemiento es un invento...:), nunca habia visto esos estados como una alarma, pero ahora que lo mencionas... tienes mucha razon. Las cosas nunca vienen por sorpresa, siempre avisan..
me guardo la frasecita verde.:o)
feliz dia luz!
sonrie mucho^^

luz dijo...

Ay, ami: ¡Benditas coincidencias que nos ayudan a comprendernos y a impulsarnos los unos a los otros!

Este post viene a raiz de una conversación con alguien que afirmaba estar fatal sin motivos, y he escrito aquí más o menos el contenido de la conversación.

Muchos besitos

luz dijo...

Lo bueno que tiene la vida, amigo LEO, es que nos da mil oportunidades de entendimiento, muchos avisos para que nuestro mundo no acabe resultando un muermazo.

Por eso, tu consejo de sonreir es un buen consejo puesto que una sonrisa a tiempo, bien sea a la vida o a una persona en concreto, puede ser como una caricia...

Una sonrisa permanente para ti.

Y este beso: ¡¡muac!!

Una mirada... dijo...

Realidad, sin duda, pero cuán difícil resulta, en ocasiones, desprenderse de esas motitas tristes que se adhieren con fuerza a cada fleco de la sensibilidad.

Besos fraternales.

luz dijo...

Sí, "Una mirada", es cierto porque la tristeza engancha, y no digo que no haya que vivirla como cualquier emoción humana, pero siempre intentando descubrir su origen para poder despedirla.

Un abrazo