CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Valles Montañas y Pruebas


Vamos viviendo cada cual como mejor sabe o puede, con las opciones que elegimos de acuerdo a lo que nos va llegando porque somos humanos y no experimentamos más que sucesos humanos por mucho que algunos se empeñen en querer ser protagonistas de circunstancias extraordinarias. Si bien reconozco que todo es especial o extraordinario en cuanto a lo particular, no nos ocurre ningún acontecimiento para el que no estemos preparados, ya que lo que sí creo es que la vida es una sucesión de hechos encadenados y relacionados o dicho de otra forma el efecto de una causa.

Como dice el budismo Zen, en la vida hay que experimentar todos los estados, por lo tanto pasamos por experiencias que nos sitúan en la cima de la felicidad o del gozo y por otras que podrían situarse en el lado contrario; unas y otras forman parte de la misma, y es precisamente el cómo lo que nos da el índice de nuestro desarrollo, de nuestro aprendizaje, de si aplicamos la experiencia cuando el momento se presenta.

Es fácil estar en la cima, nos sentimos merecedores de este estado, pensamos que hemos trabajado para llegar a él, que es el claro efecto de una causa conocida… Sin embargo, por lo general, resulta más difícil pensar lo mismo cuando la experiencia es la contraria ya que, como en la primera, el ego hace su aparición esta vez para justificar, para lamentarse, para eludir el dolor.

Pues sí, el valle, también posee su particular belleza, sería la “prueba” para volver a escalar hacia una cima más alta, y no es que haya que disfrutar con el dolor, sino que éste, ofrece la oportunidad de comprobar precisamente lo que antes citaba: Cómo lo afronto, qué mecanismos utilizo, de donde me llegan las respuestas, si soy capaz de saber ver y vivir la experiencia como algo positivo para mi desarrollo…

Saber y poder llegar a sentir, que este paseo por el valle, también es algo propio, que nos llega por una causa concreta y que un día (aunque en el momento duela) será algo que recordemos como una prueba maestra preludio de una gran experiencia personal…

6 comentarios:

Una mirada... dijo...

Se dice -y la ciencia lo avala- que la Vida no es sino una circunstancia accidental. Alabada sea esa "circunstancia" y bendita sea aquella primera célula con cuya extraordinaria aparición nuestra trashumancia vital transita, aunque sea entre contrarios. Oscuridad/luz, dolor/placer, desdicha/felicidad... Triste -e injusto- que la mayoría de las veces, los contrarios negativos sean fruto de las acciones/omisiones de unos seres humanos sobre otros. Es el pero que le pongo a la Vida.

Besicos.

luz dijo...

Participo sinceramente de ese "pero" Una mirada", y añado que hay algo que (aún) me hace dudar de lo accidental de nuestro origen, de que seamos sólo una mezcla de reacciones físico/químicas que van evolucionando y adaptándose al medio; algo que no podría definir pero que siento al mirar hacia dentro, al escuchar la voz, que sin sonido, emana de ese "espacio".

Quizá simplemente quiera dar sentido a lo que de otra forma, en algunos aspectos, no lo tendría, pero de cualquier manera, la aventura del vivir con todo lo que conlleva, merece la pena en sí misma.

Besitos

Anónimo dijo...

Este es un valle de lágrimas y un valle de sonrisas , Luz.
Y como diría Alberto Cortez , después de una alegría , nos viene un gran dolor...Y así de forma cíclica , del valle a la cima. Disfrutemos de todo ello.
Besinchos.

luz dijo...

Así es, Nanita... Aceptar alegrías y penas, subir, bajar, aprender de todo y seguir adelante: VIVIENDO

De eso se trata...

Besinchos

aminuscula dijo...

Tú lo has dicho, es el ego el que no nos deja valorar el valle (y muchas otras cosas). Pero cuando ya has cruzado unos cuantos valles, aprendes a confiar en que algo importante se está cocinando para ti. Y en todo caso que, lo admitas o no, te hacía falta justo ese valle.

Un besssazo agradecido

luz dijo...

Exactamente, Ami. Los valles son muy necesarios, siempre hay que recorrerlos en el momento indicado para extraer la lección precisa.

Muchos besos para ti, amiga