CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

viernes, 3 de diciembre de 2010

Metas


“Aprenderás que no importa donde llegaste sino a donde te diriges y si no lo sabes cualquier lugar sirve” (W. Shakespeare)

El simple hecho de no pararnos, de seguir adelante aún en las condiciones más adversas, está en sí mismo revestido de éxito, puesto que la vida no es más que un “desplazarse hacia”, a veces con una dirección concreta y otras simplemente con el único objetivo de la búsqueda en sí, superando etapas, ya que el llegar a la meta implica un fin, pero cuando ésta no está planteada, no existe el fracaso y cualquier experiencia será positiva en términos de aprendizaje.

Desde este punto de vista, no existen caminos inapropiados, lo que no quiere decir que caminemos sin ningún sentido sino que, si nuestra brújula interior sigue el camino del corazón, difícilmente nos equivocaremos lleguemos donde lleguemos...

Creo que, si forzosamente hubiéramos de plantearnos una meta que sirviera para toda la vida, ésta sería el llegar a nosotros mismos, al conocimiento de la propia esencia y por lo tanto a la comprensión del otro y de la vida.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Claro Luz, la vida es un ejercicio simultáneo de autoconocimiento sin metas preestablecidas , la única forma así de vislumbrar la puerta dorada...Cómo podríamos conocer y aceptar a los otros sin conocernos y aceptarnos en lo personal?.
Un abrazo de Nanita.

aminuscula dijo...

Cuanta razón tienes, amiga. Sabes, hace bastante tiempo que no soy capaz de ponerme otro tipo de metas, salvo el llegar a ser la clase de persona que quiero ser y la de ser consecuente con mis ideales. Las otras metas pueden ser acertadas o equivocadas, yo eso no lo sé, así que dejo que la vida me lleve (confío en ella, ha demostrado con creces su sabiduría y su generosidad).

Un bessso y felisss puente

luz dijo...

Está claro Nanita, puede que el problema que existe en el mundo es el de no ponerse en el lugar del otro por desconocimiento de uno mismo, por vivir con parámetros del tener y no del ser.

Besitos

luz dijo...

Lo bueno que tiene esta filosofía, ami, es que evita frustraciones y decepciones innecesarias.

Muchos besosss y feliz y creativo puentazo...

Una mirada... dijo...

La Vida está llena de metas volantes, aunque no solemos ser conscientes de haber rebasado una de ellas porque no suelen estar señalizadas; aunque lo importante es el viaje en sí, las sorpresas del camino, el encuentro con otros viajeros, las innumerables veces que tropezamos, nos tambaleamos y caemos para, con mejor o peor equilibrio, levantarnos de nuevo; las manos que nos dan y damos, las lágrimas que dejamos fluir y las risas que nusican la marcha. Y los silencios. Y hasta el miedo y la congoja que cada cual destruye con secretas retahílas.

Un abrazo.

luz dijo...

¡Qué buena descripción del caminar por la vida, Una mirada!

¿Sabes? Creo que hay casos en los que se puede ser consciente de que hay camino andado con la lección aprehendida, y es cuando se nos repite una situación en la que un día tropezamos y caimos y la superamos a través de lo que quedó de la anterior en nuestra memoria no mental.Es más estoy convencida de que las pruebas se repiten hasta que se superan adecuadamente y como siempre digo, aumentan en intensidad a medida que se repiten.

Otro abrazo para tí.

leoriginaldisaster dijo...

Luz!leerte da vida!
pasaba a saludarte, y me voy encantado:)
Un gran abrazo!
y que todo valla hacia.. algo bonito^^

luz dijo...

Ay, Leo, gracias por pasarte... Me encanta "verte" de nuevo

Espero que tus caminos sean amables, felices, maestros en tu experiencia

Muchos besos amigo

Salomé dijo...

Yo también sigo tu blog, que por cierto, me gusta mucho.
Para mí, también Dios es la Vida y todo lo que rezuma paz, sinceridad, amistad, libertad, en definitiva todos aquellos valores humanos que dignifican a la persona.
Yo no rezo, vivo ese Dios que me ha dado una plenitud incomparable, por eso, cuando hablas de ir por el camino, aunque no sepas a donde, el caso es ir; también yo tengo esa filosofía, luchar independientemente de los resultados, pero creo que hay mucha diferencia de recorrer el camino hacia ningún lugar, a recorrerlo sabiendo que lo haces con el ser más querido que te habita.
"Estando el Amor en la amistad,
la Vida en el torrente,
el Espíritu en la Luz;
se experimenta el recorrido
el trayecto acompañado,
como el mejor reflejo,
la más fuerte experiencia
que comunica, asemeja
y conecta con nuestro Hacedor".
No pretendo nada, ya vamos por el mismo camino.

luz dijo...

Sí, Salomé, creo que vamos por el mismo camino, quizá demos diferentes nombres a conceptos similares, pero la brújula que nos mueve, la luz que nos ilumina tiene el mismo origen y éste sólo se reconoce a través de la mirada interior

Un abrazo y mucha fuerza en tu lucha