CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

sábado, 12 de febrero de 2011

Camas...




No sé si algunos seréis conscientes de que hay camas que generan sueños solitas, porque sí..., y si se nos ocurre dormir en ellas sin antes pensarlo, nos pasamos toda la noche “dale que te pego” sin parar de ir de un lugar a otro, viajando, o hablando con gente de la forma más disparatada, o volando por las estrellas y simultáneamente, sin pausa alguna, inspeccionando la flora marina… Y esto, no es siempre tan positivo como podría pensarse…

Hasta ahí, no habría problema alguno, porque: ¿A quién no le gusta soñar? Sin embargo, las camas a las que me refiero, se las dan muy de:"Yo hago lo que me parece" Y es acostarte y empezar ellas a insistir con un tema u otro, sin tener en cuenta nuestras necesidades soñadoras, de forma que con el tiempo, casi se hacen las dueñas y hay que educarlas para que actúen en momentos que a los soñadores nos vengan bien, pero no reprimiéndolas, que en otros momentos es de lo mejor que te sugieran sueños que a ti ni se te pasarían por la imaginación… Simplemente hablo de poner cada cosa en su lugar...

Por ejemplo, yo ayer quería soñar sobre cómo resolver un conflicto que durante el día me tuvo la cabeza un poco ocupada… No digo que quisiera “ver” una solución sin más ni más, sino que los símbolos, colores, dibujos, imágenes, me dieran alguna pistilla… Y va la descarada de mi cama "A" (existe, por fortuna, una "B" que es más respetuosa con mi almohada, ya que es ahí, donde más concentran la energía soñadora) Y me tiene toda mi fase REM viajando por tiempos pasados con intervalos de vuelos por el "extranjero del extranjero", o sea, muy lejos, lejíííísimos. Así que me despierto y tengo un dolor de espalda que te mueres de tanto mover las alas, y lo peor: Un picor horrible en los omóplatos producido por la excesiva rapidez de desaparición de las mismas…¡ Ay! Que me estaba tomando el café y no sabía cómo rascarme…

No obstante, no doy nada por hecho, y empiezo a recordar lo soñado, y resulta, que por más que pienso e intento dar un sentido a la “película”, lo único que consigo es pasar un mal rato por una circunstancia del pasado que yo ni recordaba y que "A" me ha puesto por delante…. Y voy, lo analizo y me doy cuenta de otra cosa que no es que no tenga importancia, pero que considero que no debería haber aparecido en este momento, flota por el éter de mi pensamiento. De manera que voy directa a la cama, le cambio las sábanas antes de que hayan caducado que sería el miércoles, y decido que esta noche me voy a dormir a"B" que es mucho más dócil, pero la nueva circunstancia, ya está dando vueltas en mi cabeza y puede que "B", mimetizándose con "A", la tome esta noche al vuelo…

En resumen, que tengáis en cuenta donde y cómo dormís… Que depende de si es un día de fiesta o laborable, os lo puede fastidiar este detallito…

Ya os diré de qué forma se educa a una cama, que no es cosa de estarla cambiando cada vez que no funciona, que está muy penalizado por el sistema abandonar camas en buen estado en la puerta de tu casa…"

Hale, puesss...

4 comentarios:

aminuscula dijo...

Jajaja, me encanta.

Oye, no sabía yo que la espalda podía doler de tanto mover las alas, ni que quedaba picor cuando éstas desaparecían. Muy interesante.

Bueno, veamos como se educan las camas, porque la mía es un poco potra loca también.

Un bessso grande

luz dijo...

Gracias, ami... Sí es un picor irresistible, jaja...

Lo de la educación de las camas es complicado, así que tendré que dedicar un post o varios a explicar la técnica...

Besitosss

Una mirada... dijo...

...tendré que agenciarme una cama indócil, rebelde y casquivana, que la mía empieza a resultar demasiado obediente...

Afectos.

luz dijo...

Bueno, Una mirada, todo tiene sus pros y sus contras... A veces conviene que te dejen descansar a pierna suelta sin importunarte con sueños por sorpresa...

Así que, piénsalo antes de hacer cambios.

Besitos