CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

domingo, 24 de abril de 2011

Aplastado





Todo el mundo daba por hecho que él podía con todo porque su vida había sido muy dura y había salido adelante. Todo el mundo le veía siempre contento, dispuesto a escuchar, dispuesto a cargar con el peso de otros, incluso pensaban que él no tenía penas ni problemas…

Un día desapareció, nadie le pudo localizar…

Empezó todo el mundo a especular: ¿Dónde estará? ¡Qué raro! Le he llamado muchas veces, le he dejado mensajes y no contesta el teléfono ni devuelve las llamadas, no abre la puerta, no escribe…

Nadie se planteó, entonces,  que podría ser que hubiera llegado al límite y que el peso le hubiera aplastado…

O ¿Es que él no podía tener límites?

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo creo que todo el mundo tiene límites, y que a todos nos gustaría algún día desaparecer y que nos dejen en paz una temporadita. Pero tú misma lo afirmas muchas veces, que la vida,- esta pista de aterrizaje-, no es lo que queremos, si no que se nos vá dando como nos conviene. Lo que ocurre es que, como es lógico, hay un rechazo humano al sufrimiento, a tener que entregar nuestro preciado tiempo a los que nos rodean, a que todos lloren en nuestro hombro y no encontrar uno para llorar nosotros. En el fondo estoy convencida que el acto más grande de amor, es regalar el propio tiempo, o como Jesús, la vida entera: todo su tiempo....
Seguro que el protagonista de tu relato, aterriza y se dá cuenta de esto...Y en la medida que uno "aterriza" vá rozando el ser total, la esencia única...
Un abrazo de Nanita.

aminuscula dijo...

Ay, Luz, mejor no digo aquí lo que pienso de tu cuentito porque ha tocado ciertas fibras. Ay, ay.

Un bessso y algunos bessstias

luz dijo...

Pues sí Nanita, todos tenemos límites y necesidades de todo tipo, y también está en los otros, el saber ver, no sólo los propios, que esos se tienen claros, sino también los ajenos, y a eso yo lo llamo respeto, sensibilidad, altruismo...

En fin, que el protagonista volverá a aparecer ¡yo lo haría! pero aclarando algunas cosas.

Besitosss

luz dijo...

Supongo, ami, que si el cuento ha tocado fibras, es porque en algo te puedes identificar o si no es así, no es dificil ponerse en el lugar del prota.

Besitosss bestiasss

Anónimo dijo...

Pero te voy a decir otra cosa: a veces es bueno rebelarse contra el egoismo, pedir y dedicarnos tiempo...Que se vaya todo a freir espárragos. ¿Qué pasa, que vamos a estar siempre inmolándonos?!!!No guapa, a mí que me dejen en paz, que no me aplasten como a tu protagonista...Hay que ponerse un poco "esquizo" y no ser siempre tan buenos...
Besos de Nanita.

luz dijo...

De eso hablaba, precisamente, Nanita, de no dejarse invadir, aunque se esté siempre dispuesto a echar una mano... Y a veces hay que hacer un pequeño recordatorio de que todos tenemos nuestros momentos.

Besitosss

Una mirada... dijo...

...y qué sencillo es echar sobre las espaldas del prójimo el fardo propio;
...y qué difícil aprender a decir NO, saberlo decir a tiempo.

Cuántas veces quien tantas lágrimas ha secado no ha encontrado manos dispuestas a borrar las suyas.
Cuántas veces quien escuchó tantos desahogos no encontró tímpanos dispuesos a vibrar con los suyos.

No hay fortín a quien los elementos no hayan producido alteraciones, desconchados, grietas...

(Afectos.

luz dijo...

La importancia y la dificultad de un "No" a tiempo, Una mirada...

Me viene, al hilo de esto, algo que decía una amiga mía:"A quien no tiene ojos hay que prestárselos pero sin quedarse ciego"

Un besito