CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

miércoles, 27 de julio de 2011

El mundo también es Africa


Todos recordamos los terremotos que sacudieron  a Haití o a Japón o aquí en España el de Lorca, por nombrar  varios de los que, en 2011, sacudieron la tierra y nuestras conciencias. Los medios de comunicación hicieron que ocuparan primeras páginas de prensa y cabeceras en las noticias de radio y televisión para movilizarnos y potenciar la ayuda tanto internacional como la solidaridad personal.
*
Actualmente un tsunami tan cruel, y más devastador que los anteriores, por lo que se extiende en el tiempo, por las víctimas que propicia,  sacude el cuerno de África.  La hambruna, una de las más crueles “enfermedades de nuestra sociedad”, (porque Africa  también forma parte del mundo, tanto como Estados Unidos o España o Reino Unido o Japón),  por lo injusta,  porque al existir recursos suficientes a nivel mundial, sería evitable, sacude países como Somalia, Kenia, Etiopía y otros, puede hacer morir de hambre a 800.000 niños, y esos niños no son diferentes a los nuestros, no son desconocidos ni fotografías “exóticas” de National Geographic que recorren el mundo de la prensa y la comunicación.
*
Quien no sienta a estos seres humanos como semejantes, no tiene conciencia. Y no es sólo labor de los gobiernos enviar ayuda: cada uno de los integrantes del género humano somos responsables de lo que está ocurriendo, por no definirnos, por no opinar, por volver la cara a la realidad.
Cualquiera puede entrar en internet y mirar; hay información para colaborar, aunque sólo sea con dinero, con lo que cada cual sienta que puede aportar… Más tarde,  o a la vez, pensemos qué podemos exigir a esos gobiernos que elegimos cada cuatro años para representarnos y volver a considerar que, más allá de fronteras, de nacionalidades, más allá de lo material que no puede hacer más grandes nuestros corazones, somos ciudadanos del mundo.

Estamos en crisis, eso es cierto, pero la principal crisis que sufrimos es la provocada por  la indiferencia

6 comentarios:

Una mirada... dijo...

En este mundo donde reina lo superfluo y prescindible es dolorosamente vergonzante que sea el hambre la mensajera de la muerte de cientos de miles de personas. Y todavía más si tenemos en cuenta que podría paliarse si no fuera por esa epidemia de indiferencia que mantiene larvada a la sociedad opulenta que invierte billones de haberes en máquinas de muerte en lugar de centrar sus esfuerzos en proporcionar a todos los seres humanos las condiciones mínimas para desarrollar su vida.

Ante la inaccoón, pues, re-ac-ción.

Un abrazo.

luz dijo...

Es una pena y una vergüenza, Una mirada, principalmente porque esta situación no es un hecho aislado sino algo histórico en África y otros lugares del mundo.

Mientras, los países "desarrollados", a entretenerse con debates políticos sobre Globalización, Estado del Bienestar y otras mandangas que no conducen a hacer de este mundo lo que debería ser al margen de todas esas chorradas, por no hablar de otras...

Besos

Una mirada... dijo...

La hambruna -en este planeta donde reina la comida basura- debería considerarse genocidio, crimen de lesa humanidad. Porque de un crimen se trata. Un crimen consentido y conocido por el que Occidente pasa de puntillas mientras guarda su capacidad de aturdimiento y pesar para los sucesos que salpican sus opulentos territorios. Porque es en el horror, sobre todo, donde se aprecia el valor que Occidente da al prójimo.

luz dijo...

Ese es el término exacto, Una mirada, Genocidio consentido y apoyado, ya que de lo contrario se eliminaría del mundo, y lo que es aún más grave: IGNORADO y no por ignorancia de la realidad, precisamente.

Si hay dios, debería condenar al "mundo desarrollado por esto, con el peor de los castigos: La hambruna con la correspondiente indiferencia de los que no la padezcan

aminuscula dijo...

Hace un rato, leyendo en un foro, había dos temas uno encima de otro, bien juntitos, en el mismo apartado. El primero de estos temas trataba sobre la habruna en Somalia y los niños que morían (una cifra brutal). En el segundo tema un hombre se quejaba del GPS de su móvil, indignadísimo y enfadadísimo. Me pareció fiel retrato del mundo. O de los distintos mundos, mejor dicho.

Besssoss grandesss

luz dijo...

El problema es que hay más gente preocupada por cosas materiales, por conseguir cosas que por ayudar a aquellos que carecen de todo. Así es nuestro mundo, sí...

Besitosss,amiga