CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

domingo, 23 de noviembre de 2008

Cosas que pasan...



En la habitación de mi casa donde paso más tiempo, un lugar que me encanta, con todo lo que necesito para disfrutar de mis momentos, un espacio luminoso, agradable, lleno de calma, existe un reloj. Es un pequeño reloj de péndulo de caja octogonal en madera color caoba cuya esfera está decorada con un antiguo mapamundi en un color crema con tintes anaranjados… Es bonito, pero está parado y nunca he pensado arreglarlo, ya que se detuvo en un momento en el que alguien, muy querido para mí, se marchó de este mundo; ese reloj era suyo y ahí queda, parado en ese instante...

Pues bien, lo que quería contar es que, de vez en cuando, el pequeño péndulo de ese reloj, sin saber cómo ni por qué, se pone en movimiento, sin que por esto cambie la hora como sería normal, manteniendo siempre en su esfera las dos y nueve minutos. Al cabo de unas horas, a veces días moviéndose, se detiene y sigue así hasta que de nuevo se vuelve a poner en marcha, sin una periodicidad ni motivo aparente...

La verdad es que, la primera vez que ocurrió o la primera vez que lo vi, me quedé muy sorprendida, y por buscar una explicación lógica, pensé que al limpiarlo lo había movido y esto había provocado que se pusiera el péndulo en funcionamiento, sin embargo, con el tiempo comprobé que este fenómeno se repetía sin haberlo tocado y sin acercarme a él, así que sentí un cierto temor por aquello de que todo lo que no se controla o no puede explicarse, asusta…

Ahora me parece normal, anoche mismo ocurrió (aún sigue moviéndose) y sigo pensando que no hay un motivo concreto, y si existe, aún no lo he descubierto, por lo que, como el fenómeno se ha convertido en cotidiano por mera repetición, ni me asusta ni me preocupa, aunque me siga pareciendo curioso…

Cosas que pasan…

4 comentarios:

aminuscula dijo...

A mi sí que me asusta. Yo lo habría llevado a un relojero para que me de una explicación lógica que me tranquilice (soy muy miedosa con lo que no puedo controlar y no puedo explicarme).

Un beso

luz dijo...

Ay, ami... Si tuviera miedo de todo lo que no puedo controlar o explicarme...

Es cierto que el tema del reloj, aunque pueda tener una cierta explicación lógica, que no se me ocurre, resulta, al menos extraño, pero como comentaba, esta habitación es de lo más agradable, y encima, este detalle, le añade un puntito de misterio por el que en absoluto me siento amenazada...

Me asustan más otras cosas que sí tienen explicación y calificativos y origen conocido... ¿Comprendes?

Besitos y buen domingo

TEBAS VIRK dijo...

Todo cuanto pasa tiene una explicación, lo que pasa es que algunos mensajes tardan en poder ser traducidos a nuestro lenguaje de lógica. Ese Reloj está diciendo algo, síguelo, pon toda la atención, un día lo comprenderás.

A mí me suena a Tiempo Fuera del Tiempo, la verdad es que yo estaría como loco comprobando cuando no y cuando sí se pone en funcionamiento, cuando se para, y por qué, y... bueno, lo que me faltaba a mí, es la monda.

Te felicito por lo bien que lo has contado.

Un saludo

Kir

luz dijo...

Gracias, Tebas:

Lo que ocurre es que, un hecho se repite con frecuencia, convirtiéndose así en cotidiano, deja de impactarnos, pero lo que sí es cierto es lo que dices, que tendrá explicación. Cuando la encuentre, seguramente descifraré algo más...

Saludos