CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

jueves, 20 de noviembre de 2008

¿Será esto felicidad?


Hablaba hace poco, con un compañero de trabajo, al hilo de unas fotos que aparecieron de hace más de veinte años, de cómo hemos cambiado y no precisamente para bien, en lo que se refiere al aspecto físico; ¡qué guapa estabas! me decía, y le respondí con una pregunta, entre risas: ¿Quiere esto decir que ya no lo estoy? Viéndose en un aprieto, contestó: Bueno, no es exactamente eso… jajajaja… La verdad es que él también era guapísimo

Al quedarme sola, seguí pensando...

Yo misma soy consciente de ese cambio (¿es una pérdida?), sin embargo estoy contentísima de haber superado el medio siglo, merece la pena haber llegado hasta aquí y siento que estoy mucho mejor, por unas cuantas razones, entre otras: Mi timidez de entonces ha desaparecido, aunque quede un puntito que me haga parecer ¿delicada?. Mi experiencia tanto laboral, como en todos los ámbitos de la vida ha crecido; soy una mujer segura de lo que quiero, de donde me dirijo y conservo algo muy importante, que son las ganas de vivir y por lo tanto de ir adquiriendo más conocimiento y lo digo en singular porque el conocimiento al que me refiero, que considero el más importante, por no decir el único, es sobre mí misma y en consecuencia sobre el mundo, tanto físico como espiritual en el que habito y porque sé que ése tipo de conocimiento me conduce no al por qué de la experiencia sino al para qué…

Este conocimiento no me ha llegado como un regalo, aunque influyan las circunstancias vitales, los hechos que el devenir me ha deparado, sino que he procurado con mayor o menor éxito ser consciente de lo vivido, actuar a través de unos principios dictados por mi conciencia y buscar ese algo más o ese mensaje tantas veces oculto para la mente o el ego, que me puede llevar a descubrir el “para qué” al que me refería.

En fin, termino con una frase de Krishnamurti que define la belleza como “El sentimiento de lo esencial”, más allá de lo que las cosas parecen, también hay algo que observar, algo que ver y sentir, algo que aprender…

Sí, estoy contenta…

¿Será esto la felicidad?

4 comentarios:

aminuscula dijo...

Sabes, a veces me cuesta recordar todo esto, pero otras veces me cuesta acordarme de la belleza "perdida". Sí, esto tiene ventajas también.


Un besazo

libra dijo...

En mi opinión esa es la definición de felicidad, las ganas de vivir,en conocerse a una misma el crecer interiormente. No creo que la felicidad resida en lo externo, en la apariencia de juventud, porque al fin y al cabo juventud no depende de la edad sino de la ilusión de vivir, de seguir aprendiendo, de la capacidad de sorprenderse...y por eso creo, que a pesar de que nuestro cuerpo es inevitable que envejezca nuestro interior , si lo hemos cuidado puede ser más fuerte, por lo tanto el interior se refleja en el exterior, y lo esencial es invisible a los ojos...

Besitos.

luz dijo...

Claro que las tiene, ami... Lo que más aprecio de todo es precisamente el tener algunas certezas que sólo el tiempo nos proporciona, y saber que nunca terminaré de descubrir/me, que la vida sigue incluso cuando ha terminado...

Muchos besos

luz dijo...

Hola Libra: Todo ese crecimiento, las ilusiones, las ganas de vivir creo que residen, precisamente, en saber apreciar eso que no se ve pero que va aumentando a través de implicarse en lo que se vive, de saber que nada ocurre por casualidad, que cada suceso vivido lleva un mensaje implícito. En aceptar, en fin, la vida sin condiciones.

Besitos y gracias por acercarte por aquí.