CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

sábado, 11 de abril de 2009

Quizá


He andado muchos caminos
He abierto muchas veredas
He navegado en cien mares
Y atracado en cien riberas…(A. Machado)

El tiempo, pasa y no pasa en balde; nos deja residuos de emociones, recuerdos, experiencias, enseñanzas… Quizá el verdadero maestro de nuestra vida sea el propio tiempo, eso tan abstracto, tan esquivo, tan persistente en nuestro camino por muy inexistente que parezca dentro de la eternidad. Eso que no tiene reglas ni está sujeto a medidas lógicas aunque se divida en periodos y se acote para centrarnos de alguna manera, para medir nuestros pasos y situarnos en eso que llamamos ser que puede acercarnos o alejarnos del SER.

Si pienso en dos fechas, por poner un principio y un fin que nunca sería ni una cosa ni otra, me vienen, y no sólo a la memoria, sino al corazón, al alma misma, un sin fin de experiencias, de emociones de vivencias… Todas positivas, quiero creer, todas llenas de vida, al menos…

Pero sigo aquí, en este ahora, siendo, sí, producto de esto que siento por dentro, que mi memoria recuerda, pero al fin, fuera del tiempo, ya que el ahora no es el tiempo, sino el instante esquivo en el que estoy…

En fin, que a uno le puede parecer que está de vuelta de todo pero como los extremos acaban encontrándose, quizá sea sólo el principio.

Quizá esto sea lo único que pueda redimirme…

Principio, final, sentimiento… EL TIEMPO…

.

QUIZÁ

11 comentarios:

aminuscula dijo...

Te echaba de menos, amiga.

Me has hecho pensar en ¿qué pasaría si no hubiéramos inventado el tiempo y sus sistemas de medición? ¿Cómo nos veríamos los unos a los otros sin necesitar etiquetarnos con determinada edad? ¿Qué pensaríamos de los niños o qué pensarían ellos de los adultos? ¿Y de los viejos?

¿Cómo viviríamos nuestras vidas si no existiera el concepto de tiempo? ¿Igual? No lo creo. Entonces estamos comportándonos de manera absurda.

Un beso muy grande y gracias por despertar estas reflexiones en mi. Disfruta de lo que queda de fiestas.

luz dijo...

Ay el tiempo, querida ami: A veces maestro, a veces carcelero...

¿Cómo o qué seríamos sin él? Nunca lo sabremos, o al menos en esta etapa...

Como sabes, me ilusiona pensar qué ocurrirá después, si formaré parte de una estrella o del lecho de un río, reflejando la naturaleza en las aguas que acaricien mi espacio...

Quizá.

Muchos besos y disfruta también de lo poco que queda de minivacaciones.

Una mirada... dijo...

Cantaba Pablo Milanés que del "tiempo, el implacable, el que pasó [...] llevaremos sus huellas imborrables"...
Como señalas, Luz, tal vez sea -lo es, lo es- "el verdadero maestro de nuestra vida", aun cuando, tantas veces, sus enseñanzas -nuestra propia experiencia- queden relegadas a la No Memoria y no nos hagamos eco de ellas hasta no sentirnos metafóricamente asidos a unas endebles ramas bajo las que el abismo que tanto conocemos abre sus fauces esperando que, esta vez sí, la fuerza de voluntad se agote.

(...)

...y cuántas veces retendríamos el tiempo, lo dejaríamos esposado al momento, para poder prolongar el goce de tantos segundos...

Saludos.

leoriginaldisaster dijo...

Buenos dias luz!
alegría leerte^^
el tiempo es algo para calcular y encuadrar las cosas, y guarda momentos y experiencias como tu bien dices... pero me quedo en su principio y fin, en el momento...
cada dia es uno, cada semana un mundo...^^
el tiempo como los numeros.. esta echo para calcular.
hacia tiempo que no pensaba en el tiempo la verdad...
un gran abrazo luz!
ten un bonito día

luz dijo...

Es cierto, "Una mirada", no sólo desearíamos retener esos momentos que, en su mayoría nos hacen olvidar todo lo que no sea lo que se experimenta en el instante, sino también poder dar marcha atrás, viajar por la experiencia y borrar algunos, quizá menos de los que pensamos, errores, no por el error en sí, del que llegamos a ser conscientes, precisamente a través del tiempo, sino por el daño que se pudo ocasionar.

Es el tiempo/maestro el que también nos enseña a ponernos en el lugar de aquellos a los que herimos a causa de nuestros actos; no conozco mayor tristeza que el momento de descubrir esa realidad que se esconde en la perspectiva que proporciona este maestro.

Un saludo

luz dijo...

Hola, LEO. La alegría es mutua.

Sí, lo mejor que puede tener el tiempo, es precisamente la perspectiva que ofrece, la suma de aprendizaje que nos proporciona a medida que pasa.

Aunque quizá la mejor medida de ese tiempo que va configurando nuestro pasado o nuestra historia personal, sea apreciar el presente con nuevos ojos cada día. Y sobre todo procurando que la experiencia no acabe con la ilusión.

Un besote y feliz día

aminuscula dijo...

Ahora te echo de menos otra vez.

Besitos

leoriginaldisaster dijo...

se te echa de menos luz
un beso
y un gran abrazo
espero ke todo te valla lindo^^

luz dijo...

He andado un poquito ocupada, y también os echaba de menos, pero ya vuelvo a mi vida normal.

Gracias a los dos, ami, Leo.

Buchos besitos a ambos

Una mirada... dijo...

Celebro verte. Y espero que tus ocupaciones hayan sido gratas.

Mi cordialidad.

luz dijo...

Gracias, "Una mirada"

Sí, han sido muy gratas, de esas que nos dejan agotados, pero me he divertido muchísimo.

Un ssludo entrañable