CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

jueves, 23 de abril de 2009

R-E-S-P-E-T-O

Imagen tomada de Google con todo mi respeto

Creo que, hoy en día, junto a la gran crisis de valores de la que adolece el mundo, crisis de la que, lógicamente (porque no hay nada que funcione aisladamente) se contagia, no sólo el sector de la economía o la política sino todo lo demás, existe una extrema inflexibilidad en muchos sectores de la sociedad en general.
-
Pienso que si hay algo importante para que una sociedad funcione sanamente, para que sea plural y completa, es que existan y se potencien actitudes como la flexibilidad. Esto tiene mucho que ver con el respeto, y el respeto es algo que debe extenderse absolutamente a todos los ámbitos de la vida, exceptuando, lógicamente, aquellos en los que se infringen leyes o derechos, bien sean humanos o dentro de cualquier sector de la vida o la conciencia, aunque esto último sea tan amplio.

Se tiene la horrible costumbre de calificar, juzgar e incluso insultar, cuando las opiniones ajenas difieren de las propias; nos sentimos ofendidos creyéndonos en posesión de la verdad apoyados en nuestras creencias e ideologías… ¡Qué error tan tremendo!

Siempre hay que considerar que en el amplio abanico de posibilidades que existe en este mundo, cuando uno no está de acuerdo con otro, la mejor, yo diría que la única vía, es la del diálogo, nunca el juicio o la descalificación sistemática, y si a través de ésta no se llega a un acuerdo, pues cada cual con lo suyo con una sola premisa: el respeto por las diferencias.

R-E-S-P-E-T-O

8 comentarios:

Una mirada... dijo...

…y cuán difícil es, incluso creyendo firmemente en la libertad del contrario -que no contendiente-, aceptar premisas que lleven a conclusiones ajenas a las nuestras…
…y cuán difícil es rebatir posiciones distintas sin recurrir a la descalificación, aunque sea sutil y aparentemente no ofensiva…
…y cuán difícil es morderse la lengua/retirar las yemas de los dedos del teclado para no zaherir a quien “osa” contrariarnos…

Pero somos humanos, Luz, y, en ocasiones, caemos en esa tentación que está más próxima a la testarudez que al desprecio.

Un abrazo.

luz dijo...

Claro que sí, "una mirada", tremendamente difícil, como bien dices. Yo misma he fallado mil veces en este aspecto, pero lo intento porque creo que merece la pena.

Quizá algún día este mundo pueda ver ondear la bandera del respeto universal. Me ilusiona pensarlo.

Un abrazo

aminuscula dijo...

Yo es que la tolerancia no quiero verla ni en pintura. Ni tolero ni quiero que nadie tenga que tolerarme nada, la tolerancia sugiere un aire de superioridad de quien tolera a los demás. Sé que tú no la has usado así, pero es deformación profesional lo mío y si no lo decía me daba algo, porque la palabrita se las trae.
Ahora, el R-E-S-P-E-T-O es algo que urge sembrar.

Y las diferencias cuantas más, mejor.
El otro día pensaba yo que si todo el mundo pensara igual que yo, no tendría sobre qué escribir, ni para qué escribir, ni para quién escribir. Mis cuentos no tendrían ningún sentido y muchos de ellos ni se me ocurrirían. Así que ya ves qué bien, qué alegría por las diferencias, son fuente de inspiración para mi.

Un besazo

luz dijo...

Bueno, ami, haces muy bien en exponer lo que piensas, tú y todos los que por aquí pasen, de lo contrario cerraría este blog, no tendría sentido...

No sé que connotación le das tú a "tolerancia". El significado para mí es: "Respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias"

Desde luego cuando hablo de tolerancia siempre la uso en sentido recíproco o mutuo, porque, por sí misma, la tolerancia no puede o no debe ser unidireccional.

Estoy de acuerdo contigo en lo de las diferencias; diferencias en todo, en cultura, raza, ideas, religiones... Son las diferencias las que enriquecen. Como dices si no existieran, este mundo sería un aburrimiento, y desaparecerían tus post que tanto me gustan.

Que tengas un feliz viernes, amiga

Muchos besitos

aminuscula dijo...

Mira, es por la mismísima RAE:

tolerar.

(Del lat. tolerāre).

1. tr. Sufrir, llevar con paciencia.

2. tr. Permitir algo que no se tiene por lícito, sin aprobarlo expresamente.

3. tr. Resistir, soportar, especialmente un alimento, o una medicina.

4. tr. Respetar las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias.

Las tres primera acepciones son terribles, de ahí que la connotación sea negativa. Y siempre se usa en contexto de "tolerar a los inmigrantes" pero nunca en el de "que los inmigrantes nos toleren", cuando la dosis de diferencia cultural es exactamente la misma y así es donde gana peso la connotación negativa. Es decir, hablamos de nuestra tolerancia hacia los demás, pero no de los demás hacia nosotros.

Ya te digo, sé cual es el sentido que tú le das, te conozco y sé que nunca le darías otro que tuviera el más mínimo deje de condescendencia. Por desgracia no es así como se suele usar la palabrita y de ahí mi rechazo.

Otra vez un besazo enorme

luz dijo...

Gracias por la aclaración, ami, y desde luego no me gustan en absoluto esas tres primeras acepciones que apuntas; comprendo tu rechazo, tienes razón.

Muchos más besitos para tí

leoriginaldisaster dijo...

Estoy contigo Luz, que si nos podemos comunicar es por algo!
"hablando se entienden las personas", como dice el dicho^^.

es una alegría leerte luz^^
ke todo valla bonito
besos

luz dijo...

Pues sí, LEO:

Cuando el diálogo no existe, cuando entre varios se impone la opinión de uno o no se da a todos la oportunidad de expresarse, es cuando el respeto desaparece y se cierra la vía del entendimiento y la armonía

También me alegra tenerte aquí

Eeliz semana