CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

miércoles, 29 de julio de 2009

Paseo al atardecer


Mientras paseaba como cada atardecer por un paisaje que elegía más allá del alcance de sus pupilas, sintió un leve pinchazo en la espalda; miró hacia atrás y no percibió presencia alguna, así que siguió caminando sin preocuparse más. Unos pasos más adelante, notó de nuevo el aguijonazo, aunque esta vez fue más doloroso; volvió a mirar y no encontró a nadie.
Esta situación se repitió en varias ocasiones, pero ya ni siquiera se molestó en girar su cabeza y decidió seguir su camino a pesar de todo…
.
Sabía que debía mirar hacia delante, llegar al lugar donde el descanso y la paz habitan en medio de un lago de aguas cristalinas donde sólo pueden reflejarse los corazones de nobles sentimientos.

Sabía también que el ataque nunca vendría de frente y aunque en un principio quiso gritar, reclamar su derecho a caminar como mejor le pareciera, decidió guardar silencio; no ser presa de la ira o la soberbia recordando las palabras del maestro de no hablar cuando lo que pudiera decir no superase al silencio que había elegido como vía para la paz.

Al final, se dijo a sí mismo que, a fuerza de atacarle sin hallar respuesta, le dejarían o quizá algo mejor: lo olvidarían.

Llegó a la orilla del lago cuando el sol se ocultaba tras aquellas montañas testigos de muchos pesares del alma de los humanos.

Se detuvo en la orilla de mansas aguas y, al mirar el anaranjado espejo le pareció que la luna le susurraba con dulzura:

Mantén la calma y la paz será tuya...

4 comentarios:

aminuscula dijo...

Lo que no entiendo es por qué es tan difícil de aprender esto tan sencillo.Porque requiere mucho entrenamiento el mantener la calma y hacer caso omiso de los bisbiseos de quien nos quiere molestar.

Un beso

luz dijo...

Supongo que es el ego o la soberbia, ami, lo que nos impide reconocer en muchas ocasiones nuestros fallos, que todos los tenemos.

Al final, si se espera, si no se entra en el juego, el camino se hace diáfano y lo que se consigue merece la pena

Besitos

leoriginaldisaster dijo...

paciencia pues... jo luz... esque no se que añadir. Eres muy sabia!y me alegro mucho!!!ya sabes:)

no hablar cuando lo que pudiera decir no superase al silencio que había elegido como vía para la paz.

eso es grande

besos!!!!paz:)

ten un dia genial!

luz dijo...

Es que, LEO, algunas veces, la única vía es esa, la del silencio; ese silencio lleno que te ayuda a no participar de la guerra de las palabras que pueden ser los dardos más hirientes.

Sé feliz, amigo