CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

viernes, 10 de julio de 2009

Reclamaciones



Oiga, ¿Es usted dios?

No, mire, soy un Mediador...

Que vengo a presentar una reclamación… Es que quiero que me cambien el viaje de mi vida…

Bueno, pero para eso tiene usted que morirse; no sé cómo ha podido entrar hasta aquí, contestó el Funcionario del Otro Lado.

Oiga, yo lo que hice, después de ver los carteles, fue pulsar el automático donde ponía “Departamento de Reclamaciones y Milagros” y se abrió esta puerta. No especificaba nada sobre muertos o vivos…

Ya, lo que ocurre es que, en ese caso, debería usted haberlo solicitado hace 50 años…
Pero bueno, si tengo esos exactamente: Cincuenta… ¡los cumplí ayer mismo…!
Pues así son las cosas. Yo sólo soy un funcionario y tengo que respetar las normas

Entonces no sé por qué, antes de empezar el viaje, se marcaron el rollo de que si, en cualquier momento no estábamos contentos nos devolvían el importe o nos cambiaban el destino, porque me pasé siglos reuniendo puntos positivos para luego encontrarme con esto, y la conclusión es que, como no estoy conforme con todo este sistema, vengo a reclamar para que me arreglen el asunto, y ahora me viene usted diciendo que si lo tenía que haber cambiado antes, que si pitos y flautas… Pero, ¿cómo iba yo a saber que esto no era lo que yo pensaba?

Llevo cincuenta años viajando y cuando no es por H, es por B, pero unas veces que si se estropea el vehículo, otras que si no hay combustible, que si hace falta una aportación extra de puntos… En otras ocasiones que si se te cruza otro vehículo y claro, hay que respetar a quien se pone por delante, como indican las leyes, y ¡hale! A esperar a que el señor se quite del medio, aunque no estés de acuerdo. Así que, al final, de lo prometido nada, y esto no tiene nada que ver con lo que imaginé, así que, o me lo resuelven o conmigo no cuenten en lo sucesivo, porque no entrego ni un punto más….

¡Desde luego, me están dando el viajecito! Si llego a saberlo, toma aquel tren Rita la de los peines…

Al fin, la realidad, es que nos metemos en esto sin libro de instrucciones, sin conocer las contraindicaciones y sin hoja de reclamaciones, con lo cual, tenemos que “fabricar” el vehículo, conseguir el combustible y hacernos nosotros mismos hasta el mapa del camino.

- Consultó de nuevo su mapa y después de comprobar que tenía combustible suficiente, siguió su camino canturreando una canción... En realidad no está tan mal el viaje, se dijo mientras se dio cuenta que debía empezar desde el punto de inicio. ¡Vale! Ahora corregiré algunos puntos...


6 comentarios:

leoriginaldisaster dijo...

buenos dias luz!
el dialogo no es de una pelicula que se llama "asi en el cielo como en la tierra" o algo asi?:)
es gracioso!
:)
todo hay que currarselo para nosotros mismos, y si fallamos, volver, y aprender...:)

un gran abrazo luz!
buen finde!^^

aminuscula dijo...

Jajajajaja, muy gracioso, Luz.

Pues no está nada mal el viaje. Así, sin libro de instrucciones ni nada, está resultando fabuloso.

Un beso muy fuerte. Feliz fin de semana.

luz dijo...

Hola, LEO:

Pues no conozco esa película a la que te refieres; sólo quise ponerle un poco de humor a esas ocasiones en las que nos gustaría que nos devolvieran el importe de lo vivido aunque siempre sigamos adelante.

Buen finde para tí y un abrazo con mi cariño

luz dijo...

Es que, ami, como no le echemos unas risas de vez en cuando, podemos caer en errores que luego lamentamos.

Sí, me encanta el viaje con sus millons de comienzos incluídos.

Besitos. Pásalo muy bien y no te olvides del combustible.

Una mirada... dijo...

Esa agencia de Allá-se-las-compongan-ustedes tendrá buenos padrinos porque prestaciones, lo que se dice prestaciones, no da ninguna...

Buenos -y humorísticos- días.

luz dijo...

Como le decía hace poco a alguien querido, "yo te pongo las velitas que tú quieras", pero estudia, que lo que no hagas tú por ti mismo, no te lo va a solucionar nadie.

Por fortuna lo sabemos, así que no hay decepciones que valgan.

Besos y feliz domingo, Una mirada