CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Redes


Hace poco recibí una invitación a una nueva red social, un “lugar” que en principio se mueve por el bien común, donde se intercambian de manera, más o menos altruista, las cosas más insospechadas, y no sólo objetos como podría ser un rascador para gatos o una vajilla completa, sino, por ejemplo, masajes terapéuticos, reiki, compañía para quien se encuentre solo o conversaciones en otros idiomas, recetas o clases de cocina… Todo a cambio, únicamente de tiempo; tiempo como “moneda” para disfrutar de cualquiera de las cosas que allí se ofrecen.

Me llamó la atención y hasta me gustó el concepto por el que se mueve dicha red, sin embargo, en cuanto la palabra “red” aparece en el panorama, una servidora se pone en posición defensiva… Sí, de acuerdo, Internet es una red y aquí estoy y en ella realizo gran parte de mi trabajo, pero estas otras, y hablo de las más conocidas en las que se mueve todo el mundo, en las que parece que si no estás, no existes o eres una cacatúa o una remilgada, hacen que suenen mil señales de alarma en mi interior…

En resumen, que prefiero no existir a que me empujen y me observen por todos lados o que tengan acceso a una foto que yo haya puesto en lo que creo que es sólo mi espacio y el de mis invitados y ésta pueda ser utilizada bien o mal pero sin saber yo por donde y con quien anda, por no hablar de que los datos que incluyas al inscribirte, permanecen siempre allí aunque te des de baja, aunque los mismos sean ficticios, pero no todos toman esta precaución, que por otra parte no resulta ser tal, puesto que en las conversaciones que mantengas, siempre se vierte algún detalle de tu vida real a disposición de cualquiera que pueda entrar, y más si ese cualquiera, tiene alguna intención no del todo transparente.

Eso sí, con todos mis respetos para los que disfruten de dichas redes…

7 comentarios:

aminuscula dijo...

He oido hablar de la red que mencionas, aunque todavía no la conozco de primera mano.

Yo prefiero pensar que hay redes y redes. A mi Facebook no me gusta (aunque tengo cuenta, es cierto, yo existo, jajaja, aun sin actualizar hace meses, pero existo). Blogger, que se está convirtiendo en red poco a poco (con su perfil, tus seguidores, etc), sí me gusta. Mira, al final es el uso que se le da.El propio facebook si lo usara para una sola cosa (por ejemplo en lo profesional) estaría bien. Lo que no me gusta es que todo se mezcle, porque a nadie de mi entorno profesional le importa lo que hablo con mis familiares o las bromas que me gastan los amigos. Y al revés.

En la vida real ya nos movemos en redes y comunidades, pero no las mezclamos de esta forma tan brutal y sería insólito que tu jefe tuviera acceso a un mensaje de tu tío segundo. Yo creo que ahí está lo malo del asunto.

Un besazo

luz dijo...

Claro, ami, las cosas en sí mismas, no son ni malas ni buenas, como todo en la vida, el problema es la utilización errónea el borreguismo que se potencia con por quien se cree a la cabeza de todo, al punto de, como comentaba, que no se entienda que no te muevas por una de estas redes, y lo digo por experiencia, incluso que haya perdido algunos "amigos" porque en el único lugar donde puede producirse el encuentro sea ése, aunque esto da fe de la calidad de la amistad, claro...

Después está el tema de la utilización de tus datos; si el acceso es voluntario, ¿cómo no lo es la baja? Ya los datos del usuario continúan allí ¿se pide permiso para conservarlos? ¿Se avisa cuando haces la inscripción?

La respuesta es "no", lo que me induce a pensar que la "red virtual", es más que eso...

En cuanto a los blogs, es cierto que poco a poco se están convirtiendo en algo parecido, pero las condiciones son diferentes, hasta el momento. Cuando dejen de serlo, buscaré otra fórmula o calibraré si las ventajas superan a los inconvenientes. De cualquier forma, yo, personalmente, no participo al cien por cien en todas las opciones de blogger, lo que significa que aún prevalece el criterio del usuario

De cualquier forma, es una opinión personal, hay muchos que piensan lo mismo y otros que nos califican a los que tenemos la opinión contraria de paranóicos

En fin, que hay gustos y opiniones para todo...

Muchos besitos, amiga

leoriginaldisaster dijo...

Comparto de alguna manera tu opinion... pero las uso dichas redes para no perder el contacto con cierta gente.. y he encontrado a otra mucha que hace que no veia..
pero estoy de acuerdo contigo en que hay que tener mucho cuidado ya que lo que decimos subimos y hacemos por la red esta a disposicion de cualquiera.. y en las redes sociales aun mas, puesto que firmamos esos contratos de "privacidad" sin leerles..
un gran abrazo amiga!!!
ten un dia maravilloso!!!:)

luz dijo...

Es cierto, Leo, que las redes tienen la parte positiva de estar en contacto con amigos, conocer y encontrar gente, también debe serlo en el aspecto laboral, no lo dudo en absoluto.

Lo negativo para mí es el hecho de que es, precisamente el aspecto de la privacidad que nos puede conducir a situaciones poco deseables, y de esto tenemos ejemplos en la prensa.

Por lo demás, sabiendo lo que hay, cada cual es libre de valorar, si las ventajas superan a los inconvenientes.

Un abrazo y feliz día.

Una mirada... dijo...

No conozco -o tal vez no soy capaz de interpretar las pistas que das- la red que mencionas; el resto de redes, sólo de oídas y leídas.

Saludines.

P.S.- Pero no soy una cacatúa remilgada, eh. Que soy un gato, :)

luz dijo...

Pues a mí, Una mirada, a veces me han querido hacer creer que soy esa "cacatúa remilgada", sin embargo, pertenezco a otra especie...jeje

No hablo de una red en concreto sino de todas en general en el sentido de que cualquier red puede atraparnos y más si existen cebos bien distribuidos, y por desgracia esto no es ciencia ficción aunque lo parezca.

Besos y gracias

Una mirada... dijo...

Pues hasta ahora no tengo más ligazón virtual que las bitácoras, aunque, desde hace meses, recibo invitaciones para Facebook y Linkedin, que hago como que no he visto, pese a que la mayoría proceden de los/las artistas que con tanta gentileza me permiten usar sus imágenes...
Sinceramente, no me veo compartiendo mis andanzas tejaderas ni cotilleando en los entresijos ajenos fuera del ámbito bitacoreril.